Cancillería reitera su categórico rechazo al concurso organizado por Embajada británica en nuestro país sobre viajes a Malvinas

En relación con el anuncio publicado en las últimas horas por la Embajada británica en nuestro país respecto del desarrollo de un concurso para que viajen estudiantes bajo un lema contrario a los legítimos derechos argentinos respecto de las Islas Malvinas, la Cancillería reitera su más categórico rechazo.

Claramente se trata de una actividad que solo persigue reflejar la ocupación británica de las Islas Malvinas, situación ilegal que la República Argentina ha protestado de manera permanente e indeclinable desde 1833.  

Cabe destacar, que la Cancillería argentina había manifestado su rechazo el pasado 20 de agosto al “concurso organizado por la Embajada británica en nuestro país que tiene por objeto seleccionar estudiantes universitarios para pagarles un viaje a Malvinas bajo un lema incorrecto que pretende designar a esas islas como un territorio separado de la República Argentina y bajo un topónimo ilegítimo, en contradicción con la posición nacional respecto de la cuestión de las Islas Malvinas y que se encuentra reflejada en la Constitución Nacional”.

En línea con la protesta de la Cancillería, el Consejo Interuniversitario Nacional manifestó oportunamente su repudio a la referida competencia dirigida a estudiantes universitarios, ratificando el compromiso inclaudicable de las instituciones universitarias públicas con lo dispuesto en la Disposición Transitoria Primera de la Constitución Nacional.

Asimismo, en oportunidad del lanzamiento del referido concurso, la Cancillería convocó a la embajadora británica para manifestarle su disconformidad y descontento con tal iniciativa.

El Gobierno argentino reafirma una vez más su soberanía sobre las islas Malvinas, Georgias del Sur y Sandwich del Sur y los espacios marítimos circundantes que forman parte integrante de la República Argentina e invita al Reino Unido a cumplir con el mandato de las Naciones Unidas de reanudar las negociaciones a fin de encontrar una solución pacífica y duradera a la disputa de soberanía.

cancilleria.gob.ar

BRICS: China le «da la bienvenida» a Argentina en un documento oficial

Se trata de una comunicación diplomática a la que tuvo acceso este medio. El hallazgo surge luego de la reunión bilateral entre el canciller Santiago Cafiero y el ministro de Relaciones Exteriores del país asiático. Podría haber financiamiento antes del ingreso formal al bloque.

Cada palabra cuenta, más aún en la diplomacia. Por eso, el documento al que pudo acceder Ámbito cobra especial valor. Se trata de un texto donde el gobierno chino le “da la bienvenida a los BRICS” a Argentina. El hallazgo surge luego de la reunión bilateral entre el canciller Santiago Cafiero y el ministro de Relaciones Exteriores del país asiático, Wang Yi, que se realizó esta semana en el transcurso de la Asamblea General de las Naciones Unidas en Nueva York. Como adelantó este medio, el acceso al financiamiento que da el banco de desarrollo podría llegar antes de la inclusión definitiva al bloque económico.

La frase quedó impresa en un documento oficial del gobierno chino que solo se difundió en el país asiático y al que este medio pudo acceder en exclusiva. En el pasaje de mayor relevancia la administración de Xi Jingping “da la bienvenida a Argentina a la gran familia BRICS” y se muestra “dispuesta a fortalecer la comunicación y coordinación entre los dos países en asuntos internacionales y regionales”.

Ante la consulta de Ámbito, en el Gobierno confirmaron la existencia de la comunicación y destacaron la importancia que reviste al tratarse de un documento que surge directamente de la cancillería china. El titular del Ministerio de Relaciones Exteriores del país asiático y Cafiero se reunieron cuatro veces en los últimos doce meses, la última cumbre fue esta semana en la Asamblea General de las Naciones Unidas, en Nueva York. Horas después, surgió la declaración mencionada.

Aunque una eventual vuelta de Lula da Silva al poder en Brasil podría acelerar el proceso, en la diplomacia argentina no lo ven como una condición. Rusia, Sudáfrica e India, país con el que también hay un aceitado vínculo, acompañan la petición formal de la administración de Alberto Fernández.

Fuentes de la Cancillería, confirmaron que “Argentina podría acceder al financiamiento que otorga el banco de desarrollo de los BRICS antes de la inclusión definitiva”. Este punto no es menor, la entidad financiera del bloque de economías en vías de desarrollo tiene un programa de financiamiento proyectado para el período 2022-2026 que alcanza los u$s30.000 millones.

La intención no es nueva. Según pudo saber este medio, meses atrás se conformó un grupo de trabajo enfocado en la estrategia para el ingreso de Argentina a los BRICS. Se trata de una tarea coordinada por el Poder Ejecutivo que cuenta con la participación de los embajadores Eduardo Zuain (Rusia), Hugo Gobi (India), Claudio Pérez Paladino (Sudáfrica), Sabino Vaca Narvaja (China) y Daniel Scioli (Brasil).

“De los cuatro principales socios comerciales de Argentina, tres están en los BRICS, entonces es bastante natural que nosotros avancemos en esa dirección para acceder a financiamiento que está por fuera del esquema clásico de la arquitectura internacional, que es el nuevo Banco de Desarrollo, que nos va a permitir conseguir financiamiento en condiciones diferenciadas”, argumentó Cafiero en diálogo con Radio 10.

Acuerdo internacional para fortalecer las cadenas de suministro

Además de participar de la cumbre de la ONU, esta semana el presidente Alberto Fernández expuso de forma virtual en el Foro Internacional sobre Cadenas Industriales y de Suministro Resilientes y Estables que se llevó a cabo en China. Al terminar el cónclave, Argentina suscribió a la iniciativa formal sobre dicha temática que quedó plasmada en un documento de ocho puntos que tiene por objetivo “respaldar la recuperación económica de todos los países».

“La Argentina quiere ser un socio clave para solucionar los problemas globales en las cadenas de suministro”, sostuvo Fernández. En el mismo evento, tanto el mandatario como el embajador argentino en el país asiático aseguraron que “estamos ante una posibilidad histórica de acabar con nuestro estrangulamiento externo consolidándonos como proveedor resiliente y seguro de China».

ambito.com

¿Cuáles son los puntos de despliegue argentino donde suenan las alarmas chilenas?

El pasado jueves, el jefe del Estado Mayor Conjunto de Chile, general Guillermo Paiva, presentó su renuncia. ¿El motivo? Se dio a conocer que el mismo estaba en conocimiento de la filtración de correos electrónicos que sufrió su área anteriormente, a manos supuestamente de un grupo hacktivista denominado Guacamaya. En este hackeo, se filtró un informe del Estado Mayor Conjunto en el que se detallan múltiples cuestiones en términos de seguridad, estimación de riesgo de amenazas y percepciones que Chile (o el Ministerio de Defensa chileno) tienen sobre los países vecinos. Argentina no escapa a ello, ya que el documento presenta un vasto detalle sobre la posición chilena frente a nuestro país, junto a posibles aristas a tener en cuenta y monitorear en donde puedan existir puntos de conflicto.

El reporte en cuestión cuenta con 29 páginas y fue analizado por la Unidad de Investigación de BíoBíoChile. El mismo afecta a Paiva ya que fue intercambiado en un correo electrónico entre dos altos asesores del Estado Mayor Conjunto en abril de este año. Cabe destacar que, supuestamente, esta área del Ministerio de Defensa habría comentado verbalmente que fue víctima de un hackeo internacional. Sin embargo, no hay documentos oficiales que confirmen el aviso, por lo que Paiva tomó la decisión de renunciar en medio de la controversia y cuestionamientos que se le hicieron a su figura y a los hechos pasados. Pero ¿por qué Argentina se encuentra en medio de este escándalo?

Los puntos claves del informe y la percepción chilena sobre Argentina

Se cree que el grupo Guacamaya fue el encargado de ingresar a los sistemas de correos electrónicos del Estado Mayor Conjunto y difundir informes secretos, así como también detalles sobre operaciones de desembolso de presupuesto de la Armada y el Ejército de Chile entre octubre de 2021 y abril de 2022 que no coinciden con la realidad de estas Fuerzas (ya que reportes internos evidencian que los supuestamente 1.200 millones desembolsados no cuadran con la falta y escasez de equipamiento que tienen los uniformados). Pero lo tal vez más relevante son los apartados del informe filtrado en el que se detalla la percepción de Chile sobre la Argentina.

La imagen de Alberto Fernández. El documento no solo analiza las eventuales amenazas o peligros que acarrea el sector de Defensa de Chile, sino que también expresa que el Jefe de Estado argentino es cuestionado por su accionar, sus dichos, su persona y su cargo. Además, es catalogado como un mandatario que “tiene la costumbre de inmiscuirse en la política doméstica de los vecinos”.  En el mismo también se cita la reunión que mantuvo Fernández con “dirigentes opositores de la izquierda chilena” durante el mandato de Piñera, junto al apoyo expreso hacia el candidato presidencial en Brasil, Lula da Silva. El análisis del Estado Mayor Conjunto chileno también detalla las intervenciones de Boric junto al mandatario argentino y la “profunda hermandad que los une”, así como también destaca al peronismo como un movimiento de “corte nacionalista con características expansionistas y hegemónicas” que puede usar su estrategia para “proyectarse” en el Atlántico Sur.

Los posibles “conflictos” con Argentina. El informe muestra que existe un “46% de probabilidades de que se produzcan alteraciones a la seguridad nacional y al normal desarrollo de las relaciones diplomáticas bilaterales” con la Argentina, ya que categoriza como un “escenario anormal”. En el mismo se destacan los dichos de Gabriel Boric sobre que “en la Patagonia no hay fronteras”, y puntualiza en que esto es un “potencial argumento para la estrategia argentina sobre los Campos de Hielo Sur”. En otras palabras, posiciona a la Argentina como un país que tiene intenciones expansionistas, motivo por el cual “hay que tener cuidado” y por el que es necesario monitorearlo por las “potenciales iniciativas de actores transnacionales situados en el lado argentino”. 

Despliegue de tropas argentinas en Tierra del Fuego. Según el Estado Mayor Conjunto chileno y su análisis filtrado, las Fuerzas Armadas de nuestro país están desarrollando un plan para robustecer la presencia militar en Tierra del Fuego, hecho que es destacado como un aspecto clave a tener en cuenta para Chile con el objetivo de “rediseñar” sus estrategias futuras para con la Argentina. También remarca que el Ministerio de Defensa dirigido por Jorge Taiana anunció un puente aéreo entre Río Gallegos y Tierra del Fuego con aviones de la Fuerza Aérea junto al despliegue del radar en el territorio para vigilar y controlar las operaciones, otro motivo más para desconfiar de las actitudes argentinas. Las bases en Ushuaia son planteadas como una proyección posiblemente conflictiva para Chile ya que son (o pueden ser) utilizadas para adiestrar aviones de combate con uso militar y civil ligado a actividades antárticas. Esto es planteado como una decisión política que muestra el interés de la Argentina y su necesidad que consolidar un “polo logístico de proyección antártica y oceánica, revalorizando estratégicamente la Patagonia como punto de proyección antártica”.

Escenario Mundial

Chile revela hipótesis de conflicto en la Patagonia y el ministerio de Defensa moviliza aviones al sur

Un grupo de hackers filtró masivamente documentos militares que desnudan el malestar de los militares con el despliegue militar argentino en el Sur y remarca la tensión por la soberanía de parte de la Patagonia.

El hackeo de mails del Estado Mayor Conjunto de Chile provocó un terremoto político en el gobierno de Gabriel Boric. La filtración publicada por el sitio BioBio releva la molestia de las Fuerzas Armadas chilenas con Alberto Fernández por «inmiscuirse con la política doméstica» y recuerda el encuentro virtual del Grupo de Puebla donde criticó a Sebastián Piñera, el apoyo de Alberto a Lula y los dichos del embajador Rafael Bielsa contra el entonces candidato a presidente, José Antonio Kast, a quien acusó de «anti-argentino».

Pero el documento desnuda otro punto de preocupación de los militares chilenos vinculado a la disputa por la Patagonia. En los mails analizan que la narrativa de Boric, utilizada en su visita a la Argentina, sobre que «la Patagonia no tiene fronteras» es un «un potencial argumento para la estrategia argentina sobre los Campos de Hielo sur, el Estrecho de Magallanes y la Plataforma Continental Extendida». Para los uniformados esa idea de Boric entraña riesgos «dado que el país trasandino (Argentina) impulsa la tesis geopolítica de la prolongación natural de su territorio».

«Otro aspecto que emerge con la afirmación de que en «Patagonia no hay fronteras» son las potenciales iniciativas de actores transnacionales situados en el lado argentino (…) las que deben ser indagadas con profundidad y su posible relación con nuestro país», concluye el informe.

LPO había revelado en el marco de la primera vuelta de la elecciones en Chile que el líder de ultraderecha, José Antonio Kast, buscaba aumentar la presión sobre Argentina en este tema y, el cerebro detrás de todo este discurso era Jorge Guzmán, abogado y académico de la Universidad Austral, que asesora a Kast en temas internacionales y profundiza el estilo radical y soberanista. En la agenda de Kast y en la de los militares chilenos. la violencia mapuche, la Plataforma Continental y los Campos de Hielo Sur (extensión de hielos continentales situada en los Andes patagónicos, en la frontera entre Argentina y Chile) son temas prioritarios.

El documento señala también que el Ministerio de Defensa y las Fuerzas Armadas de Argentina están desarrollando un plan para robustecer la presencia militar en Tierra del Fuego. Ante eso, proponen el rediseño estratégico para solucionar la «discontinuidad territorial» del continente con «la isla (fueguina)» y de ésta con la Antártida Argentina, destacando la posición geográfica «frente a la presencia militar británica en las Malvinas».

El informe de «estimación de riesgo de amenazas» resalta que el Ministerio de Defensa de Argentina anunció un puente aéreo entre Río Gallegos y Tierra del Fuego con aviones de la Fuerza Aérea y advierte: «Implica una decisión política de consolidación del polo logístico de proyección antártica y oceánica, revalorizando estratégicamente la Patagonia como punto de proyección antártica».

Al mismo tiempo, el documento chileno habla del «despliegue en Río Grande de un radar para vigilar y controlar las operaciones del puente aéreo y su espacio circundante, además de la proyección de bases en Ushuaia para el adiestramiento de aviones de combate y el uso militar y civil ligado a las actividades antárticas».

Por último, se menciona la instalación de una unidad del ejército trasandino en Tolhuin, una pequeña localidad ubicada en Tierra del Fuego situada junto al lago Fagnano.

La información chilena sobre los planes militares de la Argentina en la región parece bastante precisa. En efecto, este viernes el Ministerio de Defensa argentino informó el despliegue de aviones IA-63 Pampa III desde la Base Aérea Militar (BAM) Río Gallegos, bajo el control del Centro de Operaciones Aeroespaciales Merlo, como sitio neurálgico que concentra la cobertura obtenida de los sensores ubicados en la provincia de Santa Cruz y la Isla Grande de Tierra del Fuego.

El Comando Conjunto Aeroespacial desplegó esas aeronaves en lo que definió en un comunicado como «una operación de vigilancia y control de los espacios aéreos, terrestres y marítimos, ordenado y planificado por el Comando Operacional del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas».

El Ministerio de Defensa informó que el Comando Conjunto Aeroespacial movilizó aeronaves de guerra desde la base militar de Río Gallegos como parte de una operación de vigilancia y control de los espacios aéreos, terrestres y marítimos, ordenado y planificado por el Comando Operacional del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas.

La cartera que conduce Jorge Taiana remarcó que «desde fines de mayo, funciona un radar de Vigilancia y Control Aéreo RPA-170M en la ciudad fueguina de Río Grande, con el objeto de potenciar la capacidad de vigilancia y control del aeroespacio en el Atlántico Sur», agrega el comunicado de Defensa.

«La misión del Comando Conjunto Aeroespacial es conducir la defensa en forma permanente del aeroespacio de jurisdicción nacional, las 24 horas los 365 días del año. Este organismo contribuye con sus acciones a preservar la soberanía, la independencia, la capacidad de autodeterminación, la integridad territorial, la vida y la libertad de sus habitantes», concluye el texto.

Si bien es presentado como un ejercicio, no deja de sorprender que los movimiento se produzcan horas después de la filtraciones que sacudieron al gobierno de Boric y la ministra de Defensa que adelantó su llegada desde Nueva York.

Fuentes con diálogo fluido con los militares chilenos aseguran a LPO que «en general en los correos nunca está la información más importante» y aclara que «esto no tiene porqué llevar a una situación de tensión».

Sin embargo, la filtración obligó a la renuncia del Jefe del Estado Mayor Conjunto, Guillermo Paiva, y la ministra de Defensa chilena, Maya Fernández, anunció que se iniciará un sumario administrativo al interior de la institución militar.

Fuente: La Política On Line

Aeronaves de la Fuerza Aérea Argentina son desplegadas en el sur del país

Las aeronaves se encuentran realizando operaciones de vigilancia y control de los espacios aéreos, terrestres y marítimos en el sur argentino.

Gracias a un comunicado oficial, se dio cuenta del despliegue en el sur del país de aeronaves de la Fuerza Aérea Argentina. La información se desprende de un comunicado oficial emitido por el Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas (FFAA) del día de la fecha, 22 de septiembre.

El despliegue de aeronaves de la Fuerza Aérea Argentina fue ordenado por Comando Operacional del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas, a través del Comando Conjunto Aeroespacial. Las tareas que llevarán a cabo las unidades abocadas corresponden a misiones de una operación de vigilancia y control de los espacios aéreos, terrestres y marítimos en el sur argentino.

En base a lo que se desprende del comunicado, las aeronaves abocadas en la operación de vigilancia y control son los IA-63 Pampa III de la Fuerza Aérea Argentina. Las unidades se encuentran operando desde la Base Aérea Militar (BAM) Río Gallegos, bajo el control del Centro de Operaciones Aeroespaciales Merlo.

Siguiendo lo comunicado por el Estado Mayor de las FFAA, Centro de Operaciones Aeroespaciales Merlo es el punto neurálgico desde donde se concentra la recolección de información recabada por diversos sensores ubicados en el sur. Más precisamente de los localizados en la provincia de Santa Cruz y del radar RPA-170M emplazado la Isla Grande de Tierra del Fuego. Este último fue relocalizado en la zona recientemente, comenzando a operar desde el pasado mes de mayo. Su presencia en la zona responde a los fines de “potenciar la capacidad de vigilancia y control del aeroespacio en el Atlántico Sur”.

A su vez, en lo referido al despliegue de las aeronaves IA-63 Pampa III de la Fuerza Aérea Argentina se recalcado que la “experiencia adquirida en este tipo de despliegues operando en un ambiente diferente, permite conocer las particularidades de la zona e incrementar las capacidades en los distintos niveles de participación dentro de la operación, resultando sumamente exitoso”.

Por último, es preciso destacar el papel que juega el Comando Conjunto Aeroespacial. Su función es “es conducir la defensa en forma permanente del aeroespacio de jurisdicción nacional, las 24 horas los 365 días del año. Este organismo contribuye con sus acciones a preservar la soberanía, la independencia, la capacidad de autodeterminación, la integridad territorial, la vida y la libertad de sus habitantes”.

*Fotografías: Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas

Zona Militar

FAdeA y la CONAE: trayectorias que se unen en el Tronador

Tras décadas en las que la fábrica de aviones no participaba de la actividad espacial, la reciente producción de partes estructurales del nuevo tanque de combustible del futuro Tronador II marca un hito en la colaboración con VENG y la CONAE.

El 7 de julio pasado, en las instalaciones que la empresa VENG posee en Pipinas, en la provincia de Buenos Aires, una pequeña delegación de FAdeA encabezada por su gerente general, Franco Giuggioloni, entregó los diez primeros gajos de lo que serán los nuevos tanques de combustible del futuro vector de acceso al espacio que está desarrollando la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (CONAE), el Tronador II.

Hacía más de tres décadas que FAdeA no se vinculaba a la actividad espacial nacional, algo que sorprende teniendo en cuenta el importante desarrollo que esta última ha tenido en la Argentina durante esos años, y el hecho de que la fábrica de aviones situada en Córdoba posee capacidades productivas que en muchos casos son únicas en el país y con potencial para la industria espacial.

La fabricación de los gajos de los tanques de combustible del Tronador II se enmarca en el proceso de desarrollo de este vector de dos etapas que, cuando esté finalizado y operativo (se calcula que para el año 2028) hará que la Argentina ingrese al selecto grupo de países con capacidades propias para poner artefactos en órbita. El Tronador II permitirá “inyectar” cargas útiles, como satélites, de hasta 500 kilos, en órbitas LEO (órbitas bajas de la Tierra por sus siglas en inglés) de unos 600 kilómetros de altura.

En el camino hasta llegar al lanzador definitivo hay una serie de pasos a seguir y de pruebas que realizar. Antes del modelo final, conocido también como Tronador 250 –por los 250 centímetros de diámetro de su fuselaje– se construirán dos modelos menores, el Tronador 70 y el 150 (70 y 150 centímetros de diámetro de fuselaje, respectivamente), que deberán estar listos para los años 2024 y 2026.

El programa de acceso al espacio de la CONAE se inició en el año 2008 con la serie de vehículos VEX y a la fecha debería estar mucho más avanzado, al igual que la construcción del sitio de lanzamiento ubicado en la Base Naval de Puerto Belgrano, al sur de la provincia de Buenos Aires, pero durante el gobierno de Mauricio Macri el proyecto fue desfinanciado y paralizado, hasta que fue retomado en el año 2020.

Cuando se complete el programa del Tronador II, el proyecto habrá insumido un costo algo superior a los 400 millones de dólares, algo realmente económico dadas las cifras que suelen involucrar iniciativas similares en otras partes del mundo.

La empresa VENG es la proveedora principal de la CONAE en lo que hace al lanzador. Los modelos de evaluación tecnológica que se construirán (Tronador 70 y Tronador 150) constituyen lo que en la jerga interna de la empresa se denomina la “Serie Tronador” y su finalidad es ensayar sistemas específicos del cohete antes de fabricar y probar la versión final. Por ejemplo, el Tronador 70 servirá para probar la turbobomba y los motores de la segunda etapa; mientras que en el Tronador 150 se ensayarán los mismos subsistemas pero de la primer etapa.

El Tronador II estará equipado con tres motores de 30 toneladas de empuje cada uno, aunque se prevé una versión potenciada, denominada Tronador III, que portará cuatro de esos motores.

No ha sido sencillo el diseño y fabricación de los tanques de combustible. “Si bien es un lanzador, la ingeniería aeronáutica es clave para llegar al espacio. Poder tener una técnica que permita hacer los tanques de combustible del mismo espesor, en su estructura, que el fuselaje, es importantísimo por lo que significa en el ahorro de peso, cosa que no se estaba logrando haciéndolo con otras técnicas. También es importante que se haya podido hacer en el país, evitando mandarlo al extranjero, con ahorro de divisas; y además con otra empresa estatal, y que se empiece a colaborar entre las empresas estatales”, dice Marcos Actis, presidente de VENG.

Gajos para un cohete

El Tronador II contará con dos tanques de combustible de oxígeno líquido y querosén por etapa. Cada uno de esos tanques es un cilindro de aluminio de ocho metros de largo por 2,5 metros de diámetro, cerrado en cada uno de sus extremos por una semiesfera compuesta por ocho gajos cada una de ellas. El desarrollo del proceso de fabricación de esos gajos fue lo que se le encomendó a FADEA. “En esta etapa, lo que nos han encargado es el desarrollo del proceso de fabricación de las piezas. El diseño es de VENG y nosotros hacemos un built to print, una fabricación bajo diseño, y somos los responsables del desarrollo del proceso de manufactura de las piezas”, le explicó a TSS Leonardo Carrizo, jefe del Programa de Aeroestructuras de FADEA, donde se lleva a cabo la producción de los gajos para el Tronador.

En el diseño del modo de fabricación de los gajos “se decidió usar el proceso conocido como stretchforming, conformado por estirado”, señaló Carrizo. “No sólo debimos desarrollar el proceso de fabricación –añadió–, sino también los moldes que iban a ser necesarios. Se contrató a una empresa especializada en este tipo de herramientas, Molaike, que está en Buenos Aires, y ellos diseñaron y fabricaron un utilaje de estirado y otro de contorneado. El primero se usa en la máquina Loire y el segundo para el mecanizado en una fresadora de cinco ejes FIDIA”.

Entre las máquinas-herramienta con las que cuenta FADEA, hay dos que se destacan: una es una máquina de estirado de 250 toneladas de presión marca Loire, y la otra es una fresadora a control numérico (CNC) de cinco ejes, marca FIDIA. Ambas están involucradas en la producción de los gajos para VENG.

La fabricación de cada gajo comienza tomando «la plancha de aluminio que se compra al proveedor de este material. Posteriormente, se corta la chapa de la forma definida por el área de Ingeniería de Proceso de FADEA, se le hacen distintos tratamientos térmicos para darle maleabilidad al material y, cuando está listo, se lo monta sobre el molde en la Loire y se comienza con varios ciclos de estirado”, relató Carrizo.

“Básicamente, agarramos la chapa en la máquina de estirado empleando dos mordazas y la estiramos arriba de un molde, logrando la forma que tiene éste. El proceso completo lleva varios estirados (cuatro) porque el material se va endureciendo, entonces se realizan recocidos previos a cada estirado, hasta que se llega a la forma final”, detalló a TSS Diego Maenza, líder de Ingeniería de Fabricación de los gajos.

El proceso de producción se diseña “primero en base a la experiencia que se tiene con piezas similares y luego se hace un try out (ensayo) con una pieza inicial y, posteriormente, con una segunda y una tercera, hasta lograr el proceso indicado. En este caso, lo conseguimos en la tercera pieza”, comentó Maenza.

El material empleado es una aleación de aluminio “AL 2219”, que viene en planchas de 144 por 48 pulgadas. El material fue provisto por VENG, que ya tenía en su stock las chapas, y para el futuro se está analizando usar una variante que emplea al cobre como aleación principal y es el mismo que usa FADEA en gran parte de los componentes aeronáuticos que fabrica. El problema de cambiar de tipo de aluminio es determinar si se comportará de manera similar, en cuanto a resistencia y maleabilidad, que la variante ya probada. Por otro lado, mudarse hacia un aluminio más disponible y que, a su vez, ya empleó FADEA, permitiría mejorar los tiempos y los costos de obtención del material. Frecuentemente, los productores internacionales de este tipo de insumos exigen compras por volúmenes mínimos y, cuando la cadencia productiva no es alta, ello puede implicar quedarse con stocks sin poder usarlos por mucho tiempo.

Después del estirado, las piezas pasan por un solubilizado al estado T42 (templado) y un calibrado en prensa. El templado permite obtener un nuevo nivel de dureza, pero el estado final del material se consigue luego de transcurrido 20 minutos desde que se realizó dicho tratamiento térmico, período en el que se debe dar a las piezas su forma final en la prensa.

“Lo que sale del estirado es un gajo de forma bruta –explicó Carrizo– al que falta darle todavía su configuración final, la forma que se necesita para que la pieza coincida con el utilaje de armado que tienen en VENG. Ese utilaje es de posicionamiento de los gajos y es donde luego se realizará la soldadura empleando el método de fricción, para lo cual disponen de una máquina especial”.

Una vez que se llega a la forma final, cuando la pieza ha copiado la forma del molde, se le hace un punzonado. “Es un agujero en la parte de la chapa que ha quedado por fuera de la pieza en sí y que sirve para ubicar la chapa en el utilaje de contorneado”, continuó Carrizo. Y Maenza añadió: “Después que se termina de estirar se va a un proceso de corte y luego a un envejecido artificial, que es un tratamiento térmico que le da aún mayor dureza a la pieza. Ese tratamiento tarda unas 36 horas en el horno”. El paso por la fresadora permite eliminar el material sobrante de la pieza y dejarla con su forma final.

Cada gajo pesa 30 kilos y tarda cerca de una semana y media en fabricarse. El lote piloto encargado a FAdeA ha sido de diez unidades y, a partir de ahora, con el proceso productivo ya diseñado y probado, está previsto que VENG haga un pedido de 30 gajos más.

Cooperación intraestatal

Tanto FAdeA como VENG son empresas estatales. La primera es en un 99% propiedad del Ministerio de Defensa y el restante 1% de Fabricaciones Militares. La segunda es propiedad en forma mayoritaria de la CONAE, con un pequeño porcentaje en manos de INVAP y de Servicios Tecnológicos Integrales (STI).

“En el año 2012, desde otra posición en la universidad [Nacional de La Plata], había hecho una visita a la fábrica y había visto que se podían estirar las chapas y hacerlas tomar distintas formas. Así que ver hoy concretado que FADEA, luego de varias idas y vueltas, haya podido hacer los gajos, es una alegría y reconforta”, señaló Actis.

El presidente de VENG enfatiza lo virtuoso que resulta la colaboración entre las empresas estatales. “Tienen que complementarse y ser competitivas en lo que le toca a cada una”, dijo Actis. Y agregó: “Me parece que lo mejor es aprovechar las capacidades y, aunque los gajos parezcan una cosa chica, es un camino que se inicia. VENG tiene que crecer en lo que es fuerte, como la soldadura por fricción, y aprovechar las capacidades de otras empresas. Inicialmente se tuvo una idea, con la que uno no estuvo de acuerdo, que es querer hacer todo, y eso ya no se usa. VENG en Pipinas debería funcionar en la parte de la construcción y ensamblado del lanzador, y a lo sumo tener lo relativo a la soldadura por fricción y la fabricación de componentes menores. Incluso partes como el fuselaje o los tanques podrían viajar a Córdoba para los ajustes y luego volver a Pipinas para el ensamblado final”, detalló Actis.

“Hay que optimizar los recursos y no duplicarlos. Lo mismo con los privados. Si hay una empresa privada que pueda hacer determinadas piezas, es preferible apelar a eso y no tener un equipamiento para hacer una pieza cada tanto”, continuó el presidente de VENG.

Los lanzamientos de prueba de la “Serie Tronador” se realizarán desde las instalaciones que CONAE posee en Pipinas, mientras se avanza con las obras de Puerto Belgrano.

Originalmente, también se había previsto en el proyecto que el querosén se produjera en la Argentina a través de YPF, pero la planta que se iba a montar en La Plata por ahora no ha comenzado su construcción. De todas maneras, la cooperación entre empresas estatales y con privados está permitiendo avanzar en la nacionalización de porcentajes importantes de las partes y los procesos productivos del futuro Tronador II.

AgendARweb.com

Twitter del Secretario de Malvinas, Antartida y Atlántico Sur, Guillermo Carmona:

Aprobada la Ley que autoriza la participación de las Fuerzas Armadas Argentinas en ejercicios militares combinados

El viernes 16 de septiembre fue aprobada la Ley que autoriza la entrada de tropas extranjeras y salida de fuerzas nacionales del país. La sanción del hasta entonces proyecto de ley se produjo luego de su aprobación por parte de la Cámara de Diputados del Congreso de la Nación. De esta forma, las Fuerzas Armadas Argentinas (FFAA) podrán participar de ejercicios militares combinados en el exterior del país; al igual que fuerzas extranjeras podrán ingresar a la Argentina para la realización de aquellos celebrados dentro del territorio nacional.

La aprobación del proyecto de ley por parte de la Cámara de Diputados fue alcanzada con 208 votos a favor, 4 en contra y una abstención por parte de los legisladores. A nivel general, hubo un amplio acuerdo entre diputados del oficialismo y la oposición. Los votos negativos corresponden a partidos de izquierda; mientras que la abstención fue del diputado radical, Fabio Quetglas.

El adiestramiento de las tropas de las tres fuerzas armadas es algo natural que contribuye a mejorar su capacitación, a tener mejor información, a tener mayor conocimiento, intercambio y relaciones interpersonales. Son adiestramiento naturales que realizan en todo el mundo todas las fuerzas armadas”, expresó el diputado Alberto Asseff (Pro), Presidente de la Comisión de Defensa Nacional de la Cámara de Diputados, en su calidad de miembro informante.

Con la sanción de la ley de entrada de tropas extranjeras y salida de fuerzas nacionales del país, las Fuerzas Armadas Argentinas están autorizadas a participar de los ejercicios militares contemplados en el proyecto aprobado. En total se trata de 11 Ejercicios Militares; de los cuales 7 corresponden a la Armada Argentina, dos a la Fuerza Aérea Argentina, uno al Ejército Argentino y uno al Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas (EMCFFAA). La ley abarca a los ejercicios que serán celebrados desde el 1 de septiembre de 2022 hasta el 31 de agosto de 2023.

Sin embargo, la sanción del la Ley el 16 de septiembre, impidió la participación de la Armada Argentina del Ejercicio UNITAS en Brasil. Al presente, la denominada fase Atlántica se esta desarrollando en las costas de dicho país, reuniendo a las fuerzas navales de la región. No obstante, el Ministerio de Defensa de la República Argentina informó que suspendía su participación debido a la presencia en los ejercicios de medios militares del Reino Unido. Más precisamente del patrullero clase River HMS Forth de la Royal Navy; el cual opera en misiones de vigilancia y patrullado en el enclave colonial que existe en las isla Malvinas, ocupadas por dicha potencia.

La cuestión no es menor, el proyecto ya contaba con la media sanción de la Cámara de Senadores desde el 11 de agosto. Se preveía que el mismo sería tratado y aprobado en la sesión de la Cámara de Diputados del 31 de agosto. Pero la misma se cayó por cuestiones partidarias. De esta, forma la situación vuelve a repetir la ocurrida el año pasado, cuando por motivos similares la Armada Argentina no pudo participar también de la anterior edición del Ejercicio UNITAS realizada en Perú.

Por último, en lo respectivo a ejercicios militares combinados en los que participarán las Fuerzas Armadas Argentinas con sus pares regionales, es preciso destacar la realización en Chile del Ejercicio SALITRE del cual participará la Fuerza Aérea Argentina; como del Ejercicio ARANDÚ, cuya edición será celebrada en el país con la presencia de efectivos y medios del Ejército Brasileño.

Zona Militar

Una exitosa puesta en marcha de la Planta de Producción de Radioisótopos en India

El pasado 23 de agosto, INVAP con participación de personal de la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA) y del Board of Radiation & Isotope Technology (BRIT), Department of Atomic Energy, India, completó exitosamente la puesta en marcha de la Planta de Producción de Radioisótopos que la empresa argentina estaba construyendo, para BRIT, en Mumbai, India.

El proyecto denominado “LEU based Mo-99 Production Facility” (FMP), ganado por INVAP en una licitación internacional, tiene por objeto la producción de Molibdeno-99, una herramienta esencial para la atención médica que se utiliza con fines diagnósticos en medicina nuclear.

Esta planta, diseñada y construida por la empresa rionegrina, es un ejemplo más del compromiso de nuestro país como referente mundial en el uso pacífico de la energía nuclear, ratificado en un acuerdo bilateral firmado entre la República Argentina con la Republica de la India.

Una vez más, hemos cumplido el objetivo de contribuir al bienestar general compartiendo tecnología argentina en el mundo. INVAP felicita y agradece al personal que ha participado en las distintas etapas del proyecto.

http://www.invap.com.ar

En Neuquén, Taiana supervisó el riguroso entrenamiento pre antártico del personal de las Fuerzas Armadas que será desplegado en las bases

El ministro de Defensa, Jorge Taiana, viajó a las localidades de Caviahue y Copahue, en el noroeste de la provincia del Neuquén, para supervisar la etapa práctica del adiestramiento que reciben los hombres y mujeres de las Fuerzas Armadas, quienes el próximo año integrarán las dotaciones desplegadas en las bases antárticas argentinas.

“Caviahue en agosto y septiembre reúne las características geográficas propicias para el entrenamiento del personal que será destinado a la Antártida, cuando comiencen los relevos de los contingentes de las distintas bases, y también las tareas científicas, logísticas y de formación”, explicó el titular de Defensa este jueves, tras presenciar las diversas actividades de instrucción y supervivencia en terrenos hostiles que realiza el personal adiestrado en esa zona durante 25 días.

“Estos entrenamientos que se desarrollan bajo la coordinación del Comando Conjunto Antártico, son fundamentales para que las Fuerzas Armadas puedan incorporar las herramientas necesarias y aprendan a tolerar el clima de invernada en el continente blanco”, señaló Taiana.

“Sostener la presencia argentina ininterrumpida en la Antártida es una política de Estado”, destacó el funcionario desde la zona de entrenamiento, lugar que por primera vez registra la visita de un ministro de Defensa.

“La presencia en la Antártida y en el Atlántico Sur, la extensión en la plataforma continental y el reclamo del ejercicio pleno de soberanía sobre Malvinas son una prioridad para nuestro gobierno”, aseveró el titular castrense.

En esa línea estratégica, mencionó el reciente anuncio de la creación de tres laboratorios nuevos en conjunto con el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación, y aseguró que “se está trabajando muy firmemente en la recuperación de la base Petrel que se quemó en 1970 y que desde entonces estaba prácticamente abandonada”. Al respecto, afirmó: “Petrel es el punto de llegada, pero estamos fortaleciendo también el punto de partida que es Tierra del Fuego y en particular Ushuaia. Por eso instalaremos en esa ciudad una base integrada de las Fuerzas Armadas”.

En el curso “Técnica Polar II” impartido por el Comando Conjunto Antártico, los 125 participantes son divididos en 4 pelotones de entrenamiento donde reciben instrucción en diversas áreas, entre ellas: supervivencia, construcción de refugios, esquí, operación con botes neumáticos y con aeronaves, navegación terrestre, búsqueda y rescate, conducción de vehículos antárticos y actividades de mantenimiento de base.

La elección de esta zona cordillerana para el entrenamiento se debe a que presenta condiciones climáticas y geográficas similares a las antárticas. Es utilizada para fines formativos desde 1949, cuando Hernán Pujato, militar pionero de la exploración polar, llevó adelante las primeras capacitaciones en estos terrenos para luego integrar la denominada “Expedición Científica a la Antártida Continental Argentina”.

El Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas es la institución encargada de la planificación y ejecución del apoyo logístico durante el desarrollo de las campañas antárticas que se realizan cada año para abastecer y sostener las actividades operacionales y científicas en las 13 bases argentinas, entre permanentes y transitorias.

Acompañaron al ministro el jefe de Gabinete del Ministerio de Defensa, Héctor Mazzei; los intendentes de Caviahue, Hugo Volpe; y de Loncopué, Walter Fonseca; la diputada nacional por la provincia del Neuquén, Tanya Bertoldi; además de otras autoridades, provinciales y nacionales.

Estuvieron presentes también el titular del Estado Mayor Conjunto de las FFAA, teniente general Juan Martín Paleo; y el jefe del Comando Conjunto Antártico (Cocoantar) general de brigada Edgar Caladin.

Ministerio de Defensa – Prensa

Crea tu sitio web con WordPress.com
Comenzar